Broken Lines quizá sea la apuesta más ambiciosa hasta el momento de Dimo Kirilov, quien había montado Anhelos y tormentos (2016) para la CND y en solitario el dueto Aimless (2013). Ahora, Broken Lines parece sacar su indiscutible fuerza poética combinando lo mejor de ambas experiencias. De la primera, hereda una especial capacidad para mover grupos en escena, al tiempo que no desecha la fuerza arrolladora, casi perturbadora, que emana.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply